Curiosidades Reveladas: "¿Y si hubiera pruebas de que el unicornio existió?" por Tokio Toy


[Editar entrada]

Twilight mirando tu interés en leer,
¿no quieres acompañarla?



H
asta ahora quienes han leído mis uy escasos artículos (no envié muchos hasta ahora por cosas de la Internet, atestada de “Cuarenteneados”) tan solo han visto información trivial sobre la mítica criatura que hemos conocido desde niños en cuentos y fábulas (y series animadas de los 80’s y sus posteriores remakes), El Unicornio. Resulta, si se quiere por nuestra parte, adorable (y, por desgracia, contraproducente en estos tiempos) que a estas alturas nos dejemos llevar por la fantasía, no obstante la edad que algunos pintamos, los asiduos visitantes de este sitio
.  
Por eso, me he echado al lomo la tarea de ahondar un poco más en cuanto se relaciona con El Unicornio. En otros tiempos habría sido una hazaña de investigación, en comparación con hoy día, a la hora de buscar información, aunque en ambas situaciones está la misma dificultad: el material que aún pudiera estar disponible, estuviera o no preservado y digitalizado. No obstante, quitando algo de polvo y maleza aquí y allá (incluso informáticamente hablando), se consiguen cosas interesantes a la hora de plantear, nuevamente, la inquietante pregunta: ¿existió El Unicornio?

Vayámonos primero por aquello que demuestre interés por La Ciencia (a Twilight le encantaría), lo que pudiéramos constatar con estudio y conjetura, dejando de ser soñadores por un momento (solo un momento, lo juro). Porque, hasta cierto punto, a la “inquietante  pregunta” le podríamos decir: “Si… por así decirlo” 



 Bueno, la verdad si existió, si pisó este planeta, pero desilusiónense al saber que se trató de El Elasmoterio, un antepasado MUY lejano del “Monokeros” de Plutarco, lo que ahora llamamos Rinoceronte.


Tampoco lo imagino con alas… 

Esta peculiar criatura, conocida también como Elasmotherium Sibiricum (“Unicornio de Siberia”) era un herbívoro de casi 4 toneladas de peso (3.5 según expertos), dueño de un largo cuerno (puntiagudo, grueso, dos metros de largo, se piensa que producto de la unión de dos cuernos que tenía antes, cosas de la Evolución) que solía pastar (su dentadura se acercaba a los equinos) en lo que ahora se conoce como Rusia, aunque se ha descubierto su presencia en sitios tan lejanos como Kazajistán, Mongolia e incluso China. De eso hace ya 200.000 años. Un estudio más detallado por parte de investigadores de Nueva Gales del Sur demostró que, al menos, debieron de existir unos 23 ejemplares de este grandulón y, aunque desaparecieron 10.000 años después (final del Pleistoceno), estos debieron de coexistir con otras especies en períodos de 35 y 39.000 años… ¡¡¡Y UNA DE ESAS ESPECIES ERA EL “HOMO-SAPIENS”!!!    



Sí, eso es inquietante en muchos niveles…

Una de las cosas que han exasperado a los estudiosos del período anterior a la célebre Gran Glaciación (época del hábitat de nuestro energúmeno, en su versión lanuda) es el tiempo en que vivió, pues la data más antigua de esta criatura es de al menos 40 millones de años (haciéndolo más cercano al Rinoceronte actual de lo que estaríamos nosotros de nuestros ancestros SIMIOS), aunque unos estudios más recientes (incluyendo pruebas genéticas) rechazan una hipótesis que señalaba que el gran cornudo de Siberia era un pariente aún más cercano del extinto Coelodonta Antiquitatis o Rinoceronte Lanudo y hasta del Dicerorhinus Sumatrensis, su igual de la región de Sumatra. 

Enfocándonos en los Cornudos actuales (Familia Rhinocerotidae), tan solo quedan cinco de aquellos 250 que solían haber (Museo Natural de Historia de Londres, publicado en “Nature Ecology and Evolution”), teniéndose como su data de extinción de, “casualmente”, unos 10.000 años, estimando que el principio del fin para esta criatura debió de empezar con la llegada de la Era de Hielo, cuando la súbita baja de temperaturas en la región Eurasiática (donde pastaba) afectó su dieta de Gramíneas, hierba de la que dependía su dieta ( de hecho los hay que piensan que la llegada de los Primeros Grupos de los nacientes Humanos tuvieron algo que ver). Aun así, hay quienes aseguran que pudieron durar unos cuantos milenios más… quizás los suficientes para ser avistados por algunas criaturas capaces de narrar el haberles encontrado.

Como el “Homo-Sapiens” (“Hombre Pensante”)

Y quizás así fue como nacieron tantas y tantas leyendas en torno a este grandulón. Y no solo del mítico Unicornio: pensemos en el legendario Toro Negro de un Solo Cuerno en las Leyendas Rusas de los Evenks (“Enciclopedia Sueca Nordisk Familjebok”), los Karkadann de las Tradiciones Persas e incluso los Pinyin o Zhi de los Mitos y Fábulas de la Antigua China. Quizás fue lo que   Ahmad ibn Fadlan, un viajero musulmán, avistó en sus viajes por Oriente Medio y Asia Central (Siglo X) cuando describió a un animal que parecía un cruce de mula y toro, grande como un camello y dotado de un largo cuerno, descripción que algunos atribuyen a un Elasmoterio aún vivo en esos días.

Son muchos los testigos y relatos que aseguran haber visto a este Cornudo Energúmeno y sí, hay como suponer que, en base a lo que el conocimiento de sus primeros testigos brindó como descripción, a lo largo de los años quienes solo oyeron al respecto se encargaron de repetir la historia, adornándola y modificándola ahí donde les hiciera falta, haciendo de este paquidérmico personaje la delicada criatura que terminó en no pocas leyendas, cantos épicos, narraciones fantásticas variopintas…

  Y si, en el Depto. De Diseño de una muy conocida Franquicia de Juguetes (y su Depto. de Mercadotecnia), en los comienzos de la Década de los 80’s.

Y, cómo dicen por ahí… “El resto… es historia”.    


21 comentarios:

  1. Respuestas
    1. te hubiera dado mas miedo si hubieras vivido en los tiempos de otro antepasado del rinoceronte....
      (era mas grande que una casa de 2 pisos)

      Eliminar
    2. al menos no usaron al narval como ejemplo

      Eliminar
  2. ¿Quieres asustarte de verdad?, ¡¡¡IMAGÍNATELO DE COLORES CHILLONES, CON UNA TIARA DE PRINCESA, CARITA ADORABLE Y CANTANDO CADA MEDIA HORA!!!


    El Terror Encarnado en La Tierra...


    (Gracias Amber y PonyLatino, esto
    me hace sentir muy vivo en mi sombrío
    y oscuro cubil... mejor enciendo la luz
    y me dejo de melodramas idiotas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, pero en el momento en el que se disfrazó de bailarina la perdoné

      (oiga, no sea así :c )

      Eliminar
  3. ya sabia de ese antepasado del rinoceronte, pero jamas lo vi parecido a un unicornio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no te enteres de donde sacaron los Europeos el cuento de las SIRENAS...

      No verás a la Princesa Ariel con los mismos ojos...

      Eliminar
    2. De cualquier forma dudo que supere lo bizarra que pudo ser la mitologia griega *(si,te estoy viendo a ti Cronos)*

      Eliminar
  4. Esto me recuerda al origen de la leyenda de los dragones, que fue gracias a exploradores europeos de la edad oscura que en africa se encontraron con cocodrilos y caimanes.

    Se difundieron historias de estos encuentros boca a boca y esas historias se deformaron a tal punto que ya no hablaban de reptiles grandes con hocicos anchos que se arrastran sobre la tierra, sino saurópodos escamosos gigantes que vuelan y escupen fuego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi que mejor que fuera así: ¿qué sería de nosotrxs, quienes seguimos el ROL y la ÉPICA FANTÁSTICA, si los caimanes aún lo fueran en nuestro imaginario colectivo?,

      "Dragonlance" no sería la saga que es si su fauna reptil por excelencia fuera más cercana a la moda de carteraa para damas.

      Eliminar
  5. Yo sigo esperando a que los biólogos dejen de perder el tiempo en tonterías y empiecen a fabricar equinos con cuernos y alas. Quizás en este antepasado este la respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya he visto ese spinoff de Jurassic Park. Eso va a salir mal (como siempre)...

      Eliminar
  6. " Yo sigo esperando a que los biólogos dejen de perder el tiempo en tonterías (...)"


    Cierto, ¿QUIÉN QUIERE PERDER EL TIEMPO BUSCANDO UNA VACUNA CONTRA EL CORONA-VIRUS?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, no lo mates tan rápido xD

      Eliminar
    2. Unos cuantos humanos menos no le viene nada mal al mundo, los unicornios son mas importantes.

      Eliminar
    3. Esta historia que les voy a contar, es para mostrarles mi estupidez, debí pedir ayuda, pero noooooo, yo como toda una "campeona", voy y me enfrento a ese tipo… a la primera vez que me enfrentaba a él, no tenía probabilidades y pensaba que ¿Ahora tenía posibilidades de derrotarlo esta vez? No, que error más estúpido había cometido, tenía tiempo de avisar al príncipe Solaris y todo eso, pero por mi orgullo, no quería pedir ayuda y esto es lo que me pasa por querer hacerlo toda sola.

      Ahora me encontraba arrodillada, bajo la lluvia y respirando de forma agitada, mirando a ese ser, sonriéndome y riéndose de mi sufrimiento, bueno, creo que empezaré desde el principio para que entiendan lo idiota que fui hasta en este momento histórico para que presencien mi muerte después … … todo comenzó en una mañana cualquiera en Equestria.

      Eliminar
    4. Es la primera vez que me llaman príncipe Solaris

      Eliminar
  7. No voy a mentir, ya sabia alguna que otra cosa sobre esto, aunque ahondar AUN MAS en el tema nunca viene mal y es algo que pocos se toman el tiempo de hacer, gracias por eso Tokio Toy.

    ResponderEliminar
  8. no diria que da miedo, pero si da cosa, como ver un hombre de cuarenta años y corpulento, vestido de bailarina de ballet XD

    ResponderEliminar